El diseño futurista de ciertos aparatos está bien en la ficción, pero no para el día a día: nadie quiere parecer el figurante de una película de serie B. Quizás Continue Reading »