Skip to Content

Rolex Paul Newman Daytona, el reloj de pulsera más costoso de la historia Réplica en el Reino Unido

Rolex Paul Newman Daytona, el reloj de pulsera más costoso de la historia Réplica en el Reino Unido

Be First!
by marzo 31, 2018 Rolex Réplica

Sabíamos que esta pieza sería un verdadero hito en subasta, pero tampoco teníamos idea que finalizara yéndose por 17,752,500 dólares en la subasta del pasado 26 de octubre.

Para poner en contexto, Paul Newman lo portó en la película Winning de 1969. Se trata del reloj personal del actor, empresario, piloto y aficionado al deporte motor, quien utilizó la referencia No. 6239 durante gran tiempo de su vida y le abrazó a su pulso gracias a una correa de piel de cocodrilo.

Este cronógrafo de acero inoxidable equipado con calibre mecánico de remonte manual se extiende hasta los 37 mm de diámetro y fue dado a Newman por parte de su esposa Joanne Woodward en 1968, quien le entregó a su enamorado. Joanne habría mandado grabar la pieza con la siguiente inscripción “Drive Carefully, Me”, todo ello luego de un accidente en motocicleta sufrido 3 años antes por parte del actor.

El Rolex Daytona fue dado a la Casa de Subastas Phillips junto con un una copia de certificación de procedencia firmada por Elinor Nell Newman. La autentificación narra que Paul Newman entregó el reloj a Jamex Cox, joven pretendiente de su hija Elinor, luego de que Cox ayudara a Paul en la reconstrucción de su casa de árbol en Nook House, “Si recuerdas cómo remontuar este reloj todos los días, siempre estarás a tiempo”.

El uso de recursos compartidos, habitual en la industria relojera, vuelve a ser una excepción en Rolex. La firma desarrolla, produce y ensambla todos sus movimientos y éstos exclusivamente son usados en las referencias de la casa. Incluso Tudor, la firma hermana creada por Wilsdorf en 1946, tiene vetados estos mecanismos y tiene que crear los suyos propios o comprarlos a proveedores externos. Rolex ha llegado a crear su propia fundición para sus relojes de oro. Esta capacidad de autoabastecimiento es posible gracias a su gran producción, aunque las cifras exactas sean guardadas con el mismo celo que Wilsdorf mantuvo a lo largo de su vida. No siempre fue así: durante décadas, casas como Zenith fueron proveedores de movimientos, principalmente cronógrafos, que siguen siendo los calibres más complicados de diseñar y producir en serie.Decíamos antes que Rolex no da cifras de producción, aunque existe un modo aproximado de averiguarla. Partiendo de que la práctica totalidad de sus relojes incluyen el certificado COSC de cronometría y estas cifras son públicas al ser un organismo oficial suizo, sabemos que la firma de Ginebra certificó casi 800.000 relojes en 2015. La certificación de cronometría siempre ha sido una obsesión en Rolex, que en los últimos años ha dado un salto cualitativo importante desarrollando el concepto Cronómetro Superlativo en todas las novedades y el cual implica controles internos adicionales al COSC oficial y se compromete a limitar el mecanismo en una desviación estándar de -2/+2 segundos al día. Si por cualquier cosa un reloj de Rolex falla, la casa también ha sido pionera en establecer una red de distribuidores oficiales que tienen la obligación de resolver cualquier problema o realización de mantenimiento en cualquier parte del mundo. Por ejemplo, si estamos en Estambul y nuestro reloj se ha estropeado, basta con llevarlo a un distribuidor oficial de la ciudad para que lo arreglen.

La pieza goza de un valor histórico excepcional, ya que luego de protagonizar Winning, Paul se encontró con un segundo aire que le inspiraría a desarrollar una carrera como piloto. Esta increíble trayectoria le llevó a conseguir cuatro campeonatos nacionales y un segundo sitio en las 24 Horas de Le Mans de 1979. Asimismo cosechó el primer lugar de su clase con 70 años en las 24 Horas de Daytona de 1995 y fundó la Newman Freeman Racing además del Newman Haas Racing con par de socios. Como dato curioso, el reloj más costoso jamás vendido en subasta continúa siendo el Henry Graves Jr. Supercomplication vendido en 24 millones de dólares durante una subasta por Sotheby´s sucedida en Ginebra. Durante 2014. En mayo de este año se había vendido el –hasta ahora– Rolex más costoso de la historia, “Bao Dai” por 5 millones, hoy opacado por este cronógrafo de acero inoxidable.

   

Previous
Next

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*