Skip to Content

pre-SIHH 2013 – Audemars Piguet Royal Oak Offshore Grande Complication Replica en DE

pre-SIHH 2013 – Audemars Piguet Royal Oak Offshore Grande Complication Replica en DE

Be First!

No te vamos a contar ahora que el reloj es la gran joya del hombre. Es prácticamente el único sitio en el que puede combinar acero y oro, cerámica o casi cualquier otro material sin que nadie le mire mal. Incluso alguna piedra preciosa.Recordado este punto, vamos al asunto que aquí nos trae. Si además de considerarlo joya queremos saber qué modelos son considerados irónicos, es decir, modelos emblemáticos de la relojería y que de por si son también puras joyas, el Royal Oak de Audemars Piguet figura sin dudar a dudas entre los cinco imprescindibles.Este maravillosa modelo de fuerte carácter y aires deportivos figura en el ABC de este mundo. La precisión de su diseño, su sobriedad y masculinidad lo convierten en algo imprescindible en la muñeca de un hombre. Pasa desapercibido pero a la vez llama la atención. ¿Cómo lo consigue? Quizás tengan la fórmula secreta del éxito.Esta semana escogemos este modelo Royal Oak de carga automática, como todo un homenaje a las grandes manufacturas. Con bisel de oro rosa de 18 dilates y esfera plateada con motivo gran tapicería, es una pieza que no puede faltar en nuestro armario. Pero no sólo por su belleza. Audemars Piguet es una de esas pocas marcas ante las que hay que levantarse a la hora de saludar.Con las función de horas, minutos, segundos y fecha, el Royal Oak tiene una reserva de marcha de 60 horas. Pero todavía descubrimos más maravillas en su interior. Su masa oscilante se ha comentado sobre rodamientos de bolas cerámicas y los ángulos de sus puentes están cepillados con diamante.Pura perfección y exactitud suiza que hace de esto algo más que una joya. Todo un tesoro.

Pocas son las marcas que cuentan con Grandes Complicaciones entre sus creaciones. Una de las que destaca por este hecho es Audemars Piguet. Desde su fundación en 1875, la manufactura de Le Brassus se ha distinguido por la creación de piezas que combinan las tres familias de complicaciones que son la medición de los tiempos cortos, las sonerías y las indicaciones astronómicas.

Si las primeras piezas de Grande Complication fueron realizadas en 1882, ahora, 130 años después, es el ultra-deportivo Royal Oak Offshore el que recibe, por primera vez, la implementación de un calibre que reúne las características antes descritas. Su presentación oficial tendrá lugar durante el próximo SIHH 2013 que se celebrará a partir del 21 de enero. La producción se limitará a tres unidades para, posteriormente, pasar a ser fabricado exclusivamente bajo pedido.

En el catálogo actual de Audemars Piguet, dos son las colecciones que albergan una Gran Complicación, la Royal Oak y la Jules Audemars. En la primera, encontramos seis referencias: tres en oro blanco, dos esqueletizados en titanio y uno, el recientemente presentado 40ª aniversario, en acero. En la Jules Audemars, las nueve referencias combinan tres esferas diferentes con  oro rosa, oro amarillo, platino y titanio. Mención especial me merece la versión esqueletizada con caja de titanio (ver imagen inferior). El movimiento que todos ellos implementan es el calibre manufactura 2885 de carga automática, que más adelante describiremos.

Royal Oak 40ª aniversario Grande Complication, en acero, y Jules Audemars Grande Complication Esqueletizado, en titanio 

Sin embargo, la colección más deportiva, de manera lógica y coherente debido al asociacionismo entre Gran Complicación y reloj de corte clásico, nunca había sido elegida para albergar una Gran Complicación. Ahora le ha llegado su turno, dando lugar a una pieza como mínimo impactante.

Las funciones que implementa son las mismas que las Grandes Complicaciones de las colecciones Royal Oak y Jules Audemars actuales:

  • Horas, minutos y pequeño segundero
  • Calendario perpétuo con fase lunar
  • Cronógrafo rattrapante
  • Repetición de minutos

El titanio es el material utilizado en la caja de 44 mm, rematada por el bisel de cerámica negra. El diseño es el mismo que el resto de las versiones Royal Oak Offshore de igual diámetro, sólo roto por la presencia de la corredera correspondiente a la repetición de minutos, situada en la carrura izquierda.

Las formas y diseño de los pulsadores son los habituales, sobredimensionados respecto a los discretos pulsadores que implementan los modelos con caja de 42 mm. Junto con la corona, están fabricados en cerámica negra. Una correa de caucho negra define el conjunto, potenciando un look extremo que difícilmente asociaríamos  con una Gran Complicación.

La esfera es una verdadera explosión de arte relojero, logrando aunar una gran cantidad de información con un diseño nítido y una elevada legibilidad. Esta cualidad es realmente remarcable si tenemos en cuenta la dificultad que ello entraña en este caso en particular, y que se ve incluso aumentada por el hecho de implementar la esfera en zafiro, dejando visible la parte superior del calibre.

Los cuatro subdiales presentan una distribución simétrica vertical y un diámetro variable. Todos presentan dos indicaciones, una en un anillo plateado perimetral, y otra en el círculo que dicho anillo encierra. La distribución de las funciones en los contadores es la siguiente:

  • Subesfera a las 3 horas: día de la semana en su anillo perimetral e indicación de minutos de la función cronográfica en su interior.
  • Subesfera a las 9 horas: día del mes en su anillo perimetral y pequeño segundero de la función horaria en su interior. Su diámetro es idéntico al anterior y menor al resto.
  • Subesfera a las 6 horas: indicación del mes en curso en su anillo perimetral e indicación de año bisiesto en su interior.
  • Subesfera a las 12 horas: indicación de la semana en su anillo perimetral y fase lunar en su interior. Es la que presenta un mayor diámetro.

En ellas, las indicaciones situadas en los anillos vienen señaladas por  manecillas negras, mientras que las situadas en el interior, por manecillas de oro blanco de una longitud lógicamente inferior.

En el eje central encontramos las dos manecillas de la función horaria, con el diseño típico del Roal Oak, junto a las dos agujas de tipo bastón correspondientes al cronógrafo rattrapante. Recordemos que esta función ofrece la posibilidad de efectuar cronometrajes y de leer varios tiempos intermedios medidos desde el mismo origen, pudiéndose recuperar el tiempo de lectura sin perturbar la medida.

Un único aspecto subjetivamente negativo enturbia el diseño de la esfera: las abreviaciones de días y meses están en inglés. Si la firma tiene su pasado, presente y futuro en suiza….. ¿porqué no utilizar el francés en su diseño?. No será por su nombre anglófono “Royal Oak Offshore”, porque en los Jules Audemars Grande Complication también se utiliza dicho idioma.

Como ya hemos adelantado con anterioridad, el calibre que implementa es el 2885, un movimiento manufactura de carga automática con un diámetro de 31,60 mm (14 líneas) y un grosor de 8,95 mm. Consta de 648 componentes, un número lógicamente muy elevado debido a la gran cantidad de funciones que nos ofrece. Cada uno de ellos serán ajustados y regulados unitariamente por el mismo artesano, que le dedicará más de 700 horas de paciente labor.

(Las imágenes sobre el calibre 2885 que aparecen a continuación, no corresponden al modelo presentado, aunque su arquitectura es idéntica. Las variaciones las encontramos en el metal utilizado o en el uso de tratamiento PVD para fabricar ciertos componentes)

La reserva de marcha mínima garantizada es de 45 horas, aunque supongo que un uso intensivo del cronógrafo y de la sonería, provocaría una disminución acusada de dicha reserva. En cambio, su baja frecuencia de oscilación de 19.800 alternancias por hora ayuda sin duda a alcanzar esas 45 horas.

Debido a que es una pieza Pre-SIHH, las imágenes que nos ha suministrado la marca son muy escasas, por lo que no os podemos ofrecer ninguna vista de la trasera. Gracias a implementar un fondo de cristal de zafiro, podríamos admirar el calibre 2885. Su elemento visualmente más destacado y diferenciador es el color negro de la masa oscilante de oro, conseguido gracias a un tratamiento no especificado, suponemos que de PVD, que realza la modernidad y carácter del Royal Oak Offshore. Según la firma, esta masa oscilante podrá ser personalizada por el cliente en el momento del encargo.

Respecto a la sonería, cabe decir que es una de las complicaciones que particularmente más me fascinan. Cualquier persona que haya tenido una repetición de minutos en su muñeca, o entre las manos, puede manifestar el encanto que se siente al “oír” el tiempo sin tener que mirar las agujas.

Cada timbre –por lo general hay dos en una repetición de minutos- debe ser “afinado” a mano por un relojero experimentado, quien lo retoca delicadamente hasta lograr el sonido más armonioso. La potencia del golpe de cada martillo, claramente visibles a través del fondo de zafiro, también debe ser regulada individualmente para evitar que los timbres “se agoten”. Una buena sensibilidad táctil así como un excelente oído musical tienen una importancia capital en esta etapa fundamental del nacimiento de una repetición de minutos.

A falta de poder observarlo en primera persona durante el próximo SIHH, este Royal Oak Offshore Grande Complication cumple con creces las expectativas, aunque resulta bastante chocante y hasta cierto punto contradictorio el hecho de escoger un envoltorio extremadamente deportivo e implementarle un corazón ciertamente delicado y poco amante de  sacudidas y brusquedades.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Previous
Next

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*